7 de enero de 2014

COMERCIO Cierra en Tijuana la Sara´s London Shop, mejor conocida como Perfumería Saras, eso tras 70 años de dominar el mercado de la Costa del Pacifico, en el manejo de la perfumería francesa. Su fundadora Sara Tello Villalobos, murió el año pasado tras décadas de reconocimientos y preferencias, del porque cierran, Antonio Tello, socio de ese icono tijuanense, culpa al abandono de la Calle Revolución, los tres mil dólares de la renta, homologación del IVA, facturas digitales, pocos turistas y un largo etc, etc

"Ya teníamos mucho tiempo que ya no era negocio y estábamos viendo a ver si se compone, y con estas nuevas disposiciones que presentó el gobierno, nos convencimos de que no, ya no de plano, nos van a tener que subir un poquito más la renta por el IVA, tenemos que hacer gastos extras por lo de las facturas digitales, pero principalmente la renta, ya nos dimos cuenta de que el negocio familiar no funciona ya con gastos tan altos, la luz, los impuestos".
Asi lo reveló Antonio Tello, socio de Novedades Visara, razón social de la perfumería Sara´s London Shop, ubicada en la esquina de calle Tercera y avenida Revolución, la cual abrió en 1944 con el nombre "Sara" y desde hace unos días se encuentra en labores de inventario, luego de haber vivido épocas de bonanza en los años setentas, ochentas y parte de los noventas, en que llegó a recibir a mexicanos y estadounidenses famosos.
Tras días de abrir solo para el inventario, Antonio Tello evoco, con marcada nostalgia, el turismo que había décadas atrás, pues él trabajó allí desde hace 21 años y alcanzó a ver que "las banquetas estaban chiquitas, pero era un gentío y los carros se podían estacionar en batería", además de que venían actrices y deportistas norteamericanos, en tiempos de los casinos, el Jai Alai y el Toreo, cuya ausencia ha resentido la avenida Revolución.
Mientras hacía anotaciones y cálculos, Antonio Tello estimó que la oferta de esta perfumería incluía alrededor de 200 marcas de perfume, de las cuales se derivaban unas mil 200 presentaciones o tipos de perfumes, sin embargo, al inicio, en 1944 no existía tanto perfume, solo unas pocas marcas ya clásicas, por lo que la fundadora de esta tienda, Sara Tello Villalobos, vendía también bolsas de piel, relojes y suéteres europeos finos.
Explicó que ya para los años 50 y 60 hubo más perfume y doña Sara empezó a dedicarse más a los perfumes, pues Tijuana fue una especie de capital mundial del perfume, viviendo las mejores épocas en los 70 y 80, antes de la guerra de Estados Unidos con Irak, pues incluso llegó a comprar en esta perfumería Lola Beltrán, que pedía perfume "Molinard", además de varios actores mexicanos como Raúl Padilla "Chóforo".
Doña Sara falleció en 2013, pero había estado mal desde años atrás, y aunque cuando abrió la perfumería y algunos años después ya existían otras como Sweds, Beatriz, Azteca y Silvestre, sin embargo, la ventaja para Tijuana fue que en su momento se tenía la Zona Libre y que el negocio se fue forjando una buena reputación, al tratarse de perfumes auténticos, no de piratería que se hallaba en Estados Unidos con perfume francés que realmente era americano.
"Aproximadamente en 1970 hubo una prohibición, que no se podían importar, que teníamos que comprar perfumería mexicana, eso fue antes de que nos quitaran lo de la Zona Libre, y Sarita lo que hizo fue comprarle a los distribuidores lo que les sobraba y fue cuando ella subió, ella era la única en toda Tijuana que tenía perfumería francesa de origen", recordó Antonio.
Principalmente franceses, detalló Antonio, ingleses e italianos, uno que otro americano, porque la perfumería norteamericana todavía no florecía, empezaron poco a poco con Elizabeth Taylor, Elizabeth Arden, Liz Clairborne, y empezaron a florecer, entró Calvin Klein y fue un súper éxito para ellos.
"Sarita importaba directo, no había intermediarios, después de que se quitó la Zona Libre entraron varios distribuidores", comentó Tello, quien tras mostrar varias fotografías antiguas de la tienda y reconocimientos de "Anfitrión distinguido" que le ha entregado la Secretaría de Turismo del Estado, anticipó que la perfumería tiene la intención de reubicarse en un local mucho más pequeño y con una renta más accesible.
"Un tiempo sí nos bajaron, pero muy poco, nos estaban cobrando arriba de tres mil dólares, nos bajaron a dos mil 300 mensualmente", detalló en cuanto a la renta, afirmando que seguramente el precio iba a subir considerablemente este 2014, por lo que prefirieron dejar el local, pues a pesar de que esta esquina siempre fue "muy peleada" por otros comerciantes, doña Sara pudo conservarlo por décadas gracias a que el propietario siempre le dio prioridad.
Estamos pensando, agregó, mejor en un centro comercial, puede ser aquí en la misma avenida Revolución; sí va a haber más barato, porque aquí un montón de negocios van a correr, porque no saben ni qué es una factura, mucho menos una factura digital.
Sobre la avenida Revolución, opinó que no es que haya muerto como dicen muchos, sino que va a cambiar, pues esta avenida es "la aorta de la ciudad", pero sí destacó que el problema para giros como la venta de curiosidades y la perfumería es que dependen mucho del turismo y aunque en últimas décadas los compradores de perfume eran más que nada mexicanos, el volumen de las ventas ya no era el mismo que cuando venían americanos e incluso árabes.
En una reseña de la Sara´s London Shop publicada en la página de internet del Comité Empresarial y Turístico Mexicano (Ceturmex), se lee que "esta perfumería ha capturado la atmósfera y elegancia del Champs de Elysée de Paris, Francia"; asimismo, que "es aclamada por miles de europeos y norteamericanos como gemela de las perfumerías del viejo París".

0 comentarios: