17 de enero de 2014

ASISTENCIA SOCIAL Lanza gobernador Francisco Vega de Lamadrid, la temeraria promesa de en tres años acabar en Baja California, con la pobreza extrema, su compromiso lo hace frente a los alcaldes, diputados y de frente a tres de sus antecesores en el cargo, aprovechando la conmemoración del LXII aniversario en que la Baja dejo de ser territorio.

En tres años, Baja California deberá erradicar el problema de la pobreza extrema con la participación de los Gobiernos federal y estatal "y esto es un compromiso", dijo el gobernador Francisco Vega de Lamadrid.
Al conmemorar el 62 aniversario de la publicación del decreto que dio origen al Estado de Baja California en el auditorio "Maestro Antonio Ibarra Caldera" de la Casa de la Cultura, el titular del Ejecutivo destacó que con esta denominación, "en Baja California se culminó una larga lucha legal y pacífica de miles de ciudadanos y de los principales grupos representativos que anhelaban vivir en un Estado libre y soberano".
"Al cambiar su estatuto constitucional, Baja California dejó atrás más de 400 años de historia como provincia, como territorio y hace 67 años esta entidad se convirtió en un integrante más del pacto federal con iguales derechos y obligaciones".
Reconoció que Baja California es un Estado integrado por mexicanos provenientes de otras entidades de la República que llegaron buscando mejores condiciones de vida. "Aquí murieron nuestros abuelos y padres y morirán nuestros hijos y nietos.
Somos un Estado formado por migrantes y nativos. Nuestra región es tierra de oportunidades", sentenció el mandatario estatal. Más adelante señaló que fieles a la tradición hospitalaria, su Gobierno decidió terminar con una injusticia humana como es el desinterés hacia los migrantes mexicanos.
"Son personas que fueron a trabajar a otro país para llevar el sustento a sus familias, no se trata de un asunto federal, sino de un tema relevante de los derechos humanos", indicó. Antes de iniciar su alocución, el gobernador agradeció la presencia de sus antecesores en el cargo: Xicoténcatl Leyva Mortera, Eugenio Elorduy Walther y el más reciente, José Guadalupe Osuna Millán; de los alcaldes Antonio Hirata Chico, de Ensenada; Jorge Astiazarán, de Tijuana; César Moreno, de Tecate y Jaime Díaz, de Mexicali, quien se encargó de dar la bienvenida al evento.
En el presidium estuvo acompañado por los representantes de los poderes Legislativo, por Cuauhtémoc Cardona Benavides, presidente del Congreso; María Esther Rentería Ibarra del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura y el general DEM, Augusto Moisés García Ochoa, de la Secretaría de la Defensa Nacional y Víctor Uribe Arévalo, de la Marina. Vega de Lamadrid resaltó que Baja California en menos de un centenario ha demostrado tener una economía regional vigorosa.
  "Nuestro modelo no está exento de problemas, pero ha sido muy exitoso para sostener un crecimiento dinámico". "Reconozco y lamento que aún hay personas y comunidades que viven en condiciones precarias, pero en coordinación con la Federación y los Ayuntamientos estoy seguro que en menos de tres años vamos a erradicar la pobreza de Baja California", reiteró.
Esta entidad, puntualizó, es una de las más importantes en materia económica en el país y agregó que en muchos de sus indicadores puntean en las tablas nacionales y casi todos están por encima de la media.
Afirmó que los problemas actuales de Baja California no tienen soluciones mágicas ni son retos fáciles, por lo que llamó a la sociedad a sumarse para responder a las necesidades. Todos los problemas del Estado no se van a resolver en seis años, no pueden ser responsabilidad de un solo Gobierno, "no pretendemos ir solos, el Gobierno de Kiko Vega les pide su acompañamiento para construir el hogar que todos anhelamos, donde haya respeto, salud, seguridad, cultura, etc.". "Necesito el esfuerzo y el talento de toda la sociedad y del Gobierno.
La única misión es trabajar y servir a México.
Por todo ello nuestra mayor celebración debe ser trabajando con ahínco, no debe haber nada que nos detenga, ésta es la tarea, esto es lo que el futuro espera de nosotros.
Esta celebración debe ser una fecha para ratificar nuestro pacto social y político, nuestro compromiso con Baja California y nuestra lealtad a México". Concluido el acto oficial, un mariachi entonó Las Mañanitas y enseguida autoridades e invitados partieron un enorme pastel con las siglas de BC.

0 comentarios: