8 de enero de 2014

ACTUALIDAD Visita a Mazatlán el Rainbow Warrior, barco emblema de Greenpeace, luego ira a Puerto Vallarta, y Acapulco, para seguirla a Cozumel y terminar en Veracruz, su objetivo es advertir a los mexicanos del peligro del maíz transgénico y empezó en Sinaloa porque es el estado líder en la producción de maíz blanco en el país, y ahí es donde Monsanto y Pioneer tienen solicitadas 1.3 millones de hectáreas, para sembrar maíz genéticamente modificado

El barco emblema de Greenpeace, el Rainbow Warrior, navío, ícono de la defensa ambiental contra el cambio climático, estuvo en Mazatlán, primer puerto que visita en su recorrido por el Pacífico, y previamente, la organización ambientalista detalló que el recorrido del barco esta dividido en dos etapas.
La primera es del 7 al 19 de enero por el Océano Pacífico, donde aparte de Mazatlán, también visitará Puerto Vallarta, Jalisco y Acapulco, Guerrero. Para la segunda etapa, la embarcación regresará por el Océano Atlántico del 15 al 23 de febrero, para atracar en el puerto de Cozumel, Quintana Roo y por último en el puerto de Veracruz.
"La llegada del barco Rainbow Warrior es un elemento inspirador para que las comunidades y ciudadanos usemos el poder que tenemos para transformar nuestro entorno si actuamos juntos para protegerlo.
Nuestro barco es el emblema de la Acción Directa No Violenta y es el faro de esperanza para millones de personas alrededor del mundo", dijo.
Refirió que el barco abrirá sus puertas para que las personas lo conozcan y se unan a navegar por un futuro sustentable. Durante este tour habrá actividades para el público en general en las que se podrán conocer alternativas para proteger los recursos naturales y abatir problemas como el cambio climático.
El objetivo de este recorrido, resaltó, es mostrar que es posible un futuro sustentable, en el que la ciudadanía sea la principal beneficiada. Greenpeace invita a todos los ciudadanos a "convertirse en guerreros del arcoíris y juntos transformarnos en un país verde e inclusivo, en el que sociedad, gobierno y empresas asuman responsabilidades por sus decisiones y actos".
En el marco de esta visita, Greenpeace también pidió al gobierno mexicano "ir por la vía de la sustentabilidad", tras afirmar que México "es un país con un alto potencial de crecimiento, pero el desarrollo económico no puede ser a costa del medio ambiente.

+++++++++++++Durante la visita del barco Rainbow Warrior a Mazatlán, los activistas de Greenpeace México exigieron frenar la entrada de maíz transgénico a Sinaloa, estado líder en la producción de maíz blanco en el País.

En la misma conferencia de prensa se informó que las transnacionales Monsanto y Pioneer tienen solicitudes pendientes para introducir el maíz genéticamente modificado en territorio sinaloense en 1.3 millones de hectáreas.
Así lo comentó Aleira Lara Galicia, representante de Greenpeace, quien denunció que desde 2009 esta organización ha presentado demandas penales contra los funcionarios que dieron permisos para el maíz transgénico en el sexenio anterior, sin que hasta la fecha hayan recibido una respuesta.
  "En este momento estamos en un punto coyuntural, pues el Gobierno de Enrique Peña Nieto tiene en sus manos el autorizar o no la comercialización de maíz transgénico", externó.
Silvia Díaz, campañista para el tema de agricultura sustentable, mencionó que Sinaloa es un actor clave para la introducción de los transgénicos a nivel comercial. "Sería un error gravísimo que atentaría directamente contra la seguridad alimentaria de México, al generar comida de mala calidad", resaltó.
Por su parte, el presidente del Consejo Estatal de Maíz, Alonso Campos, advirtió en la misma conferencia de prensa, que las grandes compañías tratan de convencer a los productores de que con el maíz transgénico superarán el problema de las plagas y el cambio climático.

0 comentarios: