26 de enero de 2014

ACTUALIDAD Se defiende gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez de acidas críticas que circulan en redes sociales acusándolo de realizar compras millonarias, como un nuevo hotel en Parral, ranchos e incluso, lo ubican como dueño del Hotel Soberano, el más grande de la capital, pero ante cinco mil correligionarios y el presidente de su partido, dice que se trata de una campaña de desprestigio.

Ante miles de priístas reunidos en la toma de protesta de 54 nuevas dirigencias municipales, acto encabezado por su presiente nacional, César Camacho Quiroz, el gobernador del estado César Duarte Jáquez volvió a referir en Chihuahua, Chihuahua, lo expresado un día antes, que no es dueño del hotel Soberano ni está construyendo un hotel en Parral, ni anda comprando ranchos.
En el evento realizado en el gimnasio Rodrigo M. Quevedo de la ciudad capital de Chihuahua, donde se reunieron cerca de cinco mil militantes y simpatizantes del PRI, el gobernador afirmó que seguirá firme en su trabajo a pesar de las campañas de desprestigio que se realizan en su contra.
En dicho evento, al que llegaron priístas de todas las regiones de la entidad para acompañar a los presidentes y secretarios de los comités municipales recién electos, Duarte Jáquez, refirió lo anterior y señaló que la intención es no entrar en enredos de políticas de descalificación, sino poner en rumbo los planes y programas diseñados por la presidencia de Enrique Peña Nieto.
Ahora, señaló, se tiene un liderazgo reconocido en el mundo entero y el reto a enfrentar por parte de priísmo, son los mismos que tiene el presidente de la república, y no andar descalificando acciones. El viernes pasado, en el evento donde personal de la Junta Central de Agua y Saneamiento, se adhirió a la nueva Ley de Pensiones Civiles del Estado, el gobernador respondió a las críticas en su contra que circulan por redes sociales que le acusan de estar realizando compras millonarias, como es la construcción de un hotel en Parral, ranchos e incluso, lo señalan como propietario del hotel Soberano, el más grande de la ciudad de Chihuahua.
Ante César Camacho e Ivonne Ortega, presidente y secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, el gobernador Duarte dijo que Chihuahua está listo para estos tiempos y recordó que durante el 2010, quienes forman parte de su gobierno, supieron que tenían que “fajarse los pantalones” para poner rumbo y enfrentar a la delincuencia, con inteligencia y no sólo con fuerza. Todos los trabajos para combatir la delincuencia, los realizaron con visión de prevención y no como un tema inalcanzable, pues se tuvo preferencia por pagar un maestro en lugar de un carcelero.
Se apostó a la educación, señaló el gobernador, para después recordar que ahora no hay un joven con deseos de estudiar y que sea rechazado en el bachilleres o en la universidad.
Sobre el partido, sostuvo que su partido planteó reformas en unidad y con rumbo, con la presidencia de César Camacho, quien dijo, está a la altura de miras, con solidez, en la integridad de la militancia nacional en el partido.
Por su parte, el dirigente nacional del PRI, resaltó el papel de César Duarte en la gubernatura, además de que junto al dirigente estatal Alejandro Domínguez, pidió el triunfo en los nueve distritos federales en las próximas elecciones.

0 comentarios: