14 de enero de 2014

ACTUALIDAD Pesa nueva incertidumbre en la zona fronteriza, ante el pronto vencimiento del Decreto que permite la importación de vehículos usados, pero al igual que la prorroga los mortifica que persista con sus mismas reglas, las cuales en vez de beneficiar a los loteros, alienta la informalidad, ejemplo Tijuana, donde el 95% de la ventas de autos es clandestina.

Dado que este 31 de enero vencerá el decreto que marca las condiciones para importar vehículos usados, comerciantes de Tijuana esperan que la federación mejore los precios estimados, que los dejen fuera de competencia y promueven la introducción ilegal, al grado de que tan solo en esa plaza, cerca del 95% de estos autos se venden clandestinamente.
Gilberto Leyva Camacho, vicepresidente de la Cámara Nacional de Comercio en Tijuana y presidente del Grupo Especializado de Autos Usados, recordó que en enero de 2013 la Secretaría de Economía extendió un año la vigencia del decreto, publicado originalmente en 2008, pero hoy se respira incertidumbre, pues se ignora si el gobierno federal lo prorrogará una vez más o publicará uno nuevo.
"Estamos en una proporción del 95 al 5, el 95% lo tiene el comercio clandestino y el 5% lo tiene el comercio organizado", enfatizó Leyva Camacho sobre las ventas de autos usados en esta ciudad. Pidiendo que el gobierno federal entienda que no tiene caso estar aplicando decretos que la gente no cumple, pues seguro hay en el país millones de carros "chuecos" porque la gente prefiere andar así que pagar tanto por las importaciones.
"Algunos nos dicen que se va a aplicar el TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), qué pasa con el TLCAN, que te irías a precios estimados, que te irías a cómo va prorrogado por año la importación de vehículos, pero en lo que no estamos de acuerdo nosotros es que se sigan aplicando los mismos precios estimados", explicó.
Tenemos muchas dudas, dijo, porque el presidente Peña prorrogó el decreto anterior nada más por un año, vence el 31 de enero, ya estamos a la vuelta de la esquina y no hemos visto nada, ninguna posición de Hacienda que diga si se va a renovar el decreto o se va a publicar uno nuevo, ya estamos trabajando con los diputados y senadores, viendo qué va a pasar porque es un negocio que no se puede paralizar.
"El TLCAN dice que para la importación de mercancías del mismo se respetará el valor factura, en todas las mercancías te respetan el valor factura, menos en los autos y es en lo que no estamos de acuerdo", remarcó Leyva Camacho.
Nosotros estamos de acuerdo así como va paulatinamente la incorporación de los vehículos a territorio nacional, agregó, el problema es que los precios estimados están muy altos y ¿qué han provocado los precios estimados? mucha corrupción nada más, ahí tienes los amparos que han estado operando durante los últimos 7 u 8 años.
"Va a persistir el contrabando, porque nadie los molesta, andan en la calle los vehículos circulando sin que nadie te diga nada y además es común ver carros con placas vencidas americanas", respondió al cuestionarle qué pasará si el decreto se prorroga idéntico, criticando la falta de operativos del gobierno estatal en contra de los carros "chuecos".
El departamento de Comercio Exterior del Servicio de Administración Tributaria, aclaró, que revisa que las mercancías se introduzcan legalmente al país, ha estado apoyando con varios operativos, pero son insuficientes, el personal que tienen no garantiza que podamos hacer operativos continuos, son muy esporádicos porque no hay ni patios ni personal suficientes.
En entrevista previa, en octubre pasado, Leyva Camacho explicó que el costo de las importaciones varía según el modelo y marca del vehículo, así como su procedencia, pero la de los carros que más se compran en Tijuana, del 2002 o antes, cuesta entre 500 y 700 dólares, por lo que pidió a la federación bajar el costo para incentivar el cumplimiento de la ley. Aclaró que los vendedores de autos usados no buscan dejar de pagar impuestos, solo piden pagar lo justo en lo referente a los precios estimados, pues aunque el decreto claramente buscaba proteger a la industria automotriz, no cumple esa función, ya que quienes comercializan vehículos usados se dirigen a un nicho de mercado completamente diferente.
  "Hay vehículos que sobrepasan los 12 mil dólares supuestamente en los precios estimados, ¿quién va a comprar un vehículo usado de 12 mil dólares?, si nosotros lo compramos en 12 mil, ¿en cuánto lo tendremos que dar ya importado, en 15 mil? eso te cuesta uno nuevo, es una política muy mal diseñada tratando de proteger a la industria nacional, pero no la proteges, la gente que va a comprar un carro usado, va a comprarlo", sostuvo.
Recordó que a raíz de este decreto, cerca del 70% de los lotes que operaban antes del 2008 han tenido que cerrar, puesto que el alza llega a ser de hasta un 500% de los precios estimados de los vehículos que se importarán, lo que ocasiona que muchas veces resulte más cara la importación que adquirir el automóvil, motivando a que mucha gente lo haga en forma ilegal.
Vale recordar que entre los "considerandos" del decreto, se afirma que el TLCAN establece que, a partir de enero de 2009 y gradualmente hasta el año 2019, México no podrá adoptar o mantener prohibiciones o restricciones a la importación de vehículos usados provenientes de Canadá o Estados Unidos, en función del año de antigüedad.

0 comentarios: