11 de enero de 2014

ACTUALIDAD Nuevos impuestos: "más golpe al bolsillo", asegura Gerardo López Cervantes, reconocido economista y catedrático de la Universidad Autónoma de Sinaloa, quien de manera magistral desmenuza el panorama , pero lo mejor es que ofrece alternativas que de ser escuchadas y llevadas a la practica ese golpe conocería de alivio.....

Los nuevos impuestos afectarán directa y considerablemente al bolsillo de los trabajadores, considera el economista y catedrático de la Universidad Autónoma de Sinaloa, Gerardo López Cervantes. Son los Gobiernos estatales y municipales, así como las empresas, los que deberán emprender políticas públicas y nuevas estrategias, respectivamente, que permitan a los trabajadores sostener su nivel de vida pese a los nuevos gravámenes y el bajo incremento al salario mínimo, asevera.
Respecto al sector primario y al de la construcción en la entidad, señala, el panorama es de decadencia.
El salario mínimo, comenta, no alcanza a los ciudadanos para cubrir la canasta básica. Desde hace 30 años, añade, los incrementos anuales han repercutido directamente en los bolsillos de la clase trabajadora, sin embargo, este año que comienza, con seguridad obligará a los trabajadores a enfrentar nuevas alternativas de ingreso, a la par de la jornada laboral.
Pero el incremento que golpeará en mayor escala, advierte, es y será el aumento a la gasolina. "Esto desencadena costos para todos los procesos, tanto para la quienes conducen un auto, como para quienes requieren una fuerte flotilla para la movilización de su mercancía o de actividades operativas. Es lo que causa incomodidad, malestar y con toda razón", reitera.
Sin embargo, manifiesta, dicho aumento se encuentra totalmente injustificado, más aún, cuando el costo es superior al de Estados Unidos
. "Si no ajustábamos los precios al internacional, tendríamos que aplicar subsidios, por eso la enorme cantidad de recursos que en los últimos años destinábamos para subsidiar el costo de la gasolina al consumidor, pero hoy ese elemento justificatorio ya no existe, sin embargo, lo hacen, y además ya está contemplado para todo el año", acusa.
++++++++++++++++No alcanza para la canasta básica
El panorama, dice, es de una mayor afectación al ingreso real de las familias de los trabajadores. Recuerda que el ajuste que hacen las empresas es en relación al salario mínimo, pero, al ser éste del 3.9 por ciento, (2.50 pesos), se encuentra lejos de la canasta básica. "Si hacemos un comparativo, no con la inflación, sino con el índice de inflación que nos ha dicho el Banco de México, el incremento salarial fue de 3.9 por ciento, y la canasta básica terminará en 8.5 ó 9 por ciento, entonces habrá una pérdida". El impacto en el ingreso real, añade, debe ser comparado entre el incremento salarial que recibe un trabajador, en relación al aumento de los costos de los bienes básicos, y no con relación al índice inflacionario.
  +++++++++Alternativas son tres:
Las alternativas, manifiesta López Cervantes, son tres: la primera es que los sindicatos de trabajadores operen y demanden con las empresas un incremento salarial para sus trabajadores en un porcentaje superior al que se ha decretado para el salario mínimo. "Tendrían que reclamar un incremento por arriba del 3.5 por ciento para que tenga vigencia en el presente año, eso sería lo mínimo", dice.
+++++++++++++La segunda alternativa implicaría un sentido de responsabilidad social por parte de las empresas, que el patrón se dé cuenta que sus trabajadores necesitan mejorar su nivel de ingreso y para ello mejoren sus prestaciones y salarios. "Implica revisar la rentabilidad para trasladar ese beneficio y ganancias para los trabajadores, otorgar un incremento salarial o prestaciones adicionales a lo que se ha establecido con porcentaje al incremento al salario mínimo".
+++++++++++++La tercera consiste en aligerar costos relacionados con el propio desempeño de la clase trabajadora, a través de disposiciones de políticas públicas de los tres niveles de gobierno. +++++++++Un ejemplo, sería, apoyo con el transporte urbano. "Para muchos trabajadores el uso del transporte urbano representa el 25 y hasta el 30 por ciento de su ingreso. Si hubiera una disposición, conciencia, por parte de los gobernantes del estado y los municipios para mejorar el nivel de ingreso de los trabajadores, sería fijar políticas públicas dirigidas a eso".Para ello, señala, se requiere una revisión del sistema de transporte urbano en todo el estado. "Ahí está un gran reto que tiene que atenderse, a menos que no haya sensibilidad del Gobierno del Estado y de los presidentes municipales. Es un problema serio", refiere.
Reducir a la mitad el costo del transporte urbano, agrega, automáticamente se mejoraría el nivel de ingreso de los trabajadores, incluso, aunque no exista un ajuste salarial por arriba del salario mínimo. Recuerda que desde hace más de 30 años, los problemas de los trabajadores no ven el inicio de la solución, debido a que los gobiernos se escudan en el discurso de la crisis financiera. ++++++++++++El panorama
Dado lo anterior, dice el catedrático de la UAS, se observa la desesperación de la clase trabajadora en busca de más alternativas de ingreso, a la par de su jornada diaria, que le permitan subsistir en mejores condiciones de las que tendrían si sólo se limitaran al ingreso ordinario.
  "Esto es el histórico y no cambiará, al contrario, se observa un empeoramiento de este escenario. Lo que está ocurriendo con estos ajustes impositivos, y con la decisión de aumentar ese porcentaje al salario, no se ven perspectivas de que este año sea mejor para los trabajadores y sus familias. Creo que las políticas que se han estado tomando nos están pintando un escenario de mayor concentración de la riqueza", advierte.
+++++++++++++Construcción
Desde hace tres años, recuerda, la industria de la construcción se encuentra en franca decadencia permanente, y este año no mejorará. "No toca fondo. Hay una enorme cantidad de familias de trabajadores, cuyas familias dependen de que haya obras, y si no hay, su situación se empeora. Ese escenario depresivo, de limitación a ese sector de trabajadores y empresarios se complicará más este año".
+++++++++++++++++Sector primario
Tampoco ve un proceso de mejora para las familias dependientes del sector primario, debido a que el sector agrícola y la pesca no observan un repunte para este 2014. "Ahí es donde aparece la necesidad de una gestión de Gobierno con visión, es lo que tendría que estar haciendo ahorita el Gobierno del Estado, observando este escenario por actividades de lo que espera para Sinaloa, y junto con los actores definir políticas que eviten que se agudice el problema en la construcción, turismo, acuacultura; desde ya, actuando con una visión anticipada de los problemas, pero no observo una preocupación en ese sentido por parte del Gobierno del Estado", asevera.

0 comentarios: