12 de enero de 2014

ACTUALIDAD Fiscalizará el SAT cuentas bancarias, según lo advierte en Tijuana, Manuel Santibáñez, presidente de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos, porque todo quien tenga dinero guardado tendrá que justificar ingresos, preocupación también manifiesta Carlos Leos Martínez, presidente de Centros Cambiarios Asociados, al asegurar que algunas Casas de Cambio cerraran por la Ley Antilavado

Determinar y presumir como delito la "discrepancia fiscal" cuando lo que el contribuyente gaste en compras sea mayor a los ingresos que reporta, así como revisar las cuentas bancarias para decirle al contribuyente cuánto debe de impuestos cuando no presente su contabilidad, son dos de las nuevas facultades que tendrá a partir de enero la Secretaría de Hacienda y Crédito Público con las reformas a la Ley del ISR y al Código Fiscal de la Federación.
A este respecto, Manuel Santibáñez Pineda, presidente de la Asociación Mexicana de Contadores Públicos de Tijuana, advirtió que, por ejemplo, aquellas señoras que reciban depósitos de familiares en Estados Unidos o de otras regiones del país, podrán justificar estos ingresos y no caer en evasión de impuestos, pero entonces la autoridad se irá "al origen, para ver si el hijo está declarando" sus ingresos.
"Los bancos están obligados a dar información, si una ama de casa tiene dinero en el banco y no tiene ingresos declarados, se presupone que son ingresos omitidos, ¿de dónde obtiene ese dinero? tiene que justificar por qué tiene dinero en el banco, si no trabaja pues se supone que no tiene ingresos y si tiene depósitos constantes en un banco tendría que pagar impuestos sobre esos ingresos que están llegando a tu cuenta o justificar el porqué", explicó.
A la mejor, agregó Santibáñez Pineda, me los está mandando mi hijo de los Estados Unidos o a lo mejor estoy recibiendo algo, porque de otra manera son ingresos omitidos y para el SAT esos ingresos tienen que pagar un impuesto, puede caer como lavado de dinero o simplemente como evasión fiscal.
"Supongamos alguien que vende carros, está en la informalidad porque los vende sin necesidad de estar en un local y en cada venta debería de pagar su impuesto correspondiente, no lo hace, cuando detecten que en el banco tiene dinero y que vive sin necesidad de pagar impuestos y tiene casa y tiene carro y tiene todos sus gastos, pues lo van a tener como un evasor de impuestos", ejemplificó.
Manuel Santibáñez comentó que dado que esta normatividad es nueva, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) aún no ha dado a conocer cómo es que operará para solicitar a los cuentahabientes que justifiquen esos ingresos que sean superiores a los que reportaron en sus empresas o que cuyo origen no esté claro y no haya sido declarado a la autoridad.
Sobre este mismo tema, Francisco Javier Sánchez Pérez, abogado y maestro en derecho fiscal, explicó en entrevista previa la autoridad pudiera determinar que, dado que el contribuyente gastó más, se presume que el negocio debió de haber ingresado esas cantidades que se gastaron de más, de manera que hay una discrepancia que va a poder presumir como un delito y podrá haber una persecución de un delito.
Nadie está salvado, opinó, no porque haya una defraudación fiscal y que todos estemos gastando más de lo que ganemos, sino porque a veces no va a coincidir lo que ganamos con lo que gastamos, porque muchas veces eso que gastamos son ingresos que vienen de donaciones por ejemplo entre esposos o cuando los hijos ayudan a sus padres pensionados pagando las tarjetas por ellos.
Sánchez Pérez recordó también que existirán "determinaciones presuntivas", es decir, el SAT podrá decirle al contribuyente que debe impuestos de manera presuntiva, sin haber revisado la contabilidad, dado que hoy en día, aunque siga pidiéndole al ciudadano que presente sus estados de cuenta bancarios, esta autoridad fiscal dispone de una plataforma electrónica en la cual ya tiene acceso a todos los estados de cuenta bancarios.
"Nos los sigue pidiendo, pero el día que nosotros no presentemos contabilidad, el SAT tiene facultades para pedirle a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores cuáles fueron nuestros ingresos en los bancos y en base a esos ingresos aplicar un 30% correspondiente al Impuesto Sobre la Renta y determinar de manera presuntiva, inclusive llegar al cobro de esos montos si nosotros no acudimos a aclarar de manera personal nuestra situación fiscal", expuso.
Precisó que las "determinaciones presuntivas" son una de las consecuencias posibles si el contribuyente incumple los requerimientos del SAT, pues quienes no acudan a consultar el buzón tributario en los 3 días que marca la ley, la autoridad los dará por enterados y podrán ser sujetos a multas por no atender requerimientos e incluso cuestiones penales por desacato de autoridad. ++++++++++Prevén en Baja California cierre de Casas de Cambio por Ley Antilavado, la deducción que hace Carlos Leos Martínez, presidente de Centros Cambiarios Asociados.
Hay riesgo de que se pierdan por lo menos 300 empleos por la Ley Antilavado en Centros Cambiarios, dio a conocer Carlos Leos Martínez, presidente de Centros Cambiarios Asociados, debido al posible cierre de tales empresas.
Dijo que están en proceso de cierre varios cierres de centros cambiarios. "Creemos que de mil 500 que hay en el país, al final del año seamos entre 700 y 800. Tijuana es la capital de los centros cambiarios en México.
Hay muchas empresas familiares que se dedican a esto, cumplir con la ley contra el lavado de dinero genera muchos gastos por la capacitación de los empleados, instalar un software y esto a quien es muy pequeño se lo come".
Comentó que al centro cambiario se le considera símil de un banco y muchos son empresas familiares que tienen 200 mil pesos de patrimonio o 300 mil. "Con la situación de inseguridad se provocó que no hubiera excedentes o remesas más grandes, puesto que expones tu patrimonio en caso de un asalto o una extorsión. Cumplir con los requisitos de la ley contra el lavado de dinero te lleva un gasto de entre 60 y 80 mil pesos".
Argumentó que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores cobra 30 mil pesos, una auditoría anual externa cuesta 15 mil pesos, una interna 8 mil, la capacitación de los empleados otros 8 mil pesos, 3 mil pesos por el oficial de cumplimiento, instalar un software antilavado 5 mil pesos.
"Todos esos gastos, para el que es muy pequeño, se lo come porque significa la mitad de su patrimonio el estarse poniendo al día, pero la mayoría del gremio ha sacado adelante esta cuestión del lavado de dinero y la propia comisión, reconoce que el centro cambiario tiene un cumplimiento arriba del 77% en comparación con otros organismos".
Explicó que en este tipo de negocios hay mucha gente honesta que lleva años en esto, pero que si no consiguen un préstamo, van a quedar fuera porque se ha dado un proceso de depuración y saneamiento del sector.
"Porque durante mucho tiempo había algunos malos manejos de la imagen como sector, y en la limpia van justos e injustos. Se perderían unos 300 empleos y en Tijuana el 10% son los que están en riesgo, es decir unos 40 negocios", finalizó.

0 comentarios: