28 de enero de 2014

ACTUALIDAD Desfondan al IMSS el excesivo peso de las privilegiadas jubilaciones de que gozan sus 231 mil 795 ex trabajadores, obligaciones laborales muy alejadas al espíritu de asistencia social de la institución, donde los jubilados integran una real casta divina, que mantenerla arraso desde el 2013 con toda la reserva financiera destinada a ese criticable fin.

Las reservas financieras que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) constituyó exclusivamente para pagar las jubilaciones de sus propios trabajadores se agotaron en 2013.
En su última sesión del año anterior el Consejo Técnico del Instituto autorizó a través de un acuerdo el uso de mil 977 millones de pesos de la Subcuenta 1 del Fondo Laboral, para apoyar el gasto en la nómina del Régimen de Jubilaciones y Pensiones (RJP) de noviembre de 2013.
Esos recursos eran el saldo único de esa subcuenta, por lo tanto, esa reserva quedó agotada.
Ante esa situación, el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) asegura que se buscan alternativas con el Instituto para que se siga con el pago del RJP pero “sin tocar” los derechos adquiridos por los trabajadores.
Expertos de la UNAM advierten de la necesidad de buscar un financiamiento de largo plazo para el RJP frente al compromiso del presidente Enrique Peña Nieto, de crear un sistema de seguridad social universal.
En 2013 el IMSS destinó 66 mil 235 millones de pesos al pago de las jubilaciones y pensiones de sus ex trabajadores, de los cuales el Instituto como patrón aportó 52 mil 981 millones de pesos (80 por ciento), de acuerdo con el Informe Financiero y Actuarial 2012, publicado al cierre de 2013. A manera de ejemplo, el monto de la nómina del RJP en 2013 equivale al presupuesto que se otorgó para ese mismo año al Programa Oportunidades de la Secretaría de Desarrollo Social.
Al 31 de diciembre de 2012, el dato más actual, el RJP abarca a una población cerrada de 261 mil 960 trabajadores activos y 231 mil 795 jubilados, por lo que en total existe una plantilla de 493 mil 755 trabajadores que dependen de recursos del IMSS y que equivalen a cuatro Estadios Azteca llenos.
Aunque se hayan agotado los recursos de la Subcuenta 1 del Fondo Laboral para financiar el RJP, el IMSS debe cumplir con sus obligaciones patronales. Uso de otros fondos
Por ello, el año pasado se comenzaron a usar recursos de la Reserva Financiera y Actuarial (RFA) del Seguro de Enfermedades y Maternidad (SEM), la cual tenía un saldo de 50 mil millones de pesos al cierre de 2012, monto que se prevé alcanzará para financiar los faltantes de operación para el RJP hasta 2016. Manuel Vallejo, secretario general del SNTSS, dijo que se están buscando mecanismos junto con autoridades del IMSS para tener las aportaciones financieras necesarias para financiar el RJP, pero rechazó que el sindicato vaya a poner sobre la mesa la revisión del RJP.
“Estamos tratando de buscar las alternativas que nos den y que nos permitan allegarnos de recursos financieros y desde luego ustedes lo están viendo con estas compras consolidadas de medicamentos que hay en este momento donde ha habido un ahorro bastante importante”.
Otras formas serán con relación a los litigios que el Instituto ha tenido por ahí como pérdida, pero que obviamente se van a modificar”, explicó.
Sin embargo, Berenice Ramírez, experta en seguridad social de la UNAM, sostiene que la situación financiera del IMSS ha sido complicada fundamentalmente por las obligaciones del RJP y critica que las “pequeñitas reformas” que el Instituto ha venido haciendo desde 1995 han sido “curitas” que sólo han alargado el problema.
Por ello, consideró que se debe dar una salida definitiva al tema del costo del RJP “pero no en la idea de eliminar derechos laborales, sino de buscar una sostenibilidad financiera que permita al IMSS dejar de destinar recursos sustanciales que se requieren para la atención médica”.
El IMSS advierte que la complicada situación financiera de sus obligaciones por el RJP “puede comprometer la operación Institucional”, a pesar de los convenios sindicales de 2005 y 2008 que convierten en grupos cerrados a los trabajadores contratados antes de 2004 con derecho al RJP.

0 comentarios: