29 de enero de 2014

ACTUALIDAD Buscando una salida “política” al inacabable problema de los carros chuecos, y temeroso a las consecuencias de un decomiso, el Estado de Chihuahua, venderá engomados de identificación en 800 pesos a las 15 mil automovilistas que desairaron el hasta subsidiado programa de regularización, quienes además pagaran la verificación anticontaminante.

Propietarios de hasta 15 mil vehículos que no cuentan con placas de circulación oficial, incluidos particulares, transportistas y de carga, deberán pagar un engomado de 800 pesos y aprobar la verificación ecológica como parte del Programa de Identificación Temporal que el Estado aplicará a partir de la próxima semana y que podría significar un ingreso superior a los 120 millones de pesos.
Jaime Herrera Corral, secretario de Hacienda del Estado, enfatizó que la Federación aún no determina el destino final de las unidades que quedaron fuera del programa de regularización como los vehículos a diesel, los denominados “salvage! y los de fabricación coreana o brasileña, por lo que una alternativa será participar en el censo a fin de “otorgar seguridad patrimonial a sus dueños”. Señaló que el programa de inmovilización de unidades que no se adhirieron a la regularización es materia vigente.
Recalcó que el censo no tendrá fines recaudatorios, como tampoco lo ha tenido el de regularización, ya que “para permitirlo, el Estado tuvo que dejar una garantía líquida de entre mil y mil 200 millones de pesos, además de que se otorgaron 20 millones de pesos en créditos para 15 mil familias que pidieron financiamiento. La operación numérica no tiene una ganancia considerable”.
La mayor parte de los ingresos por la regularización de los vehículos se destinó al pago de impuestos para la Federación a través del Sistema de Administración Tributaria (SAT), de manera que el Estado sólo recaudó por Derechos 60 millones de pesos derivado de los 105 mil vehículos registrados con el pago de la verificación ecológica y los 70 mil que pagaron placas, dijo.
Sin embargo, el pasado Decreto no incluyó tres tipos de vehículos: los de motor a diesel que “mayormente son los usados en el campo”, los de transporte y materialistas; en un segundo grupo a los catalogados como “salvage”, es decir los siniestrados que llegan a los yonkes en Estados Unidos y los de fabricación coreana o brasileña, expuso.
Todos ellos suman un estimado de 10 mil a 15 mil vehículos y son considerados los únicos que están en calidad de “chuecos”, por lo que la intención es brindar una certeza jurídica a sus propietarios hasta que el Gobierno de la República defina su destino a través de una placa y un engomado especial.
“El programa de identificación empieza el cuatro de febrero y durará hasta el 31 de agosto, para entonces tenemos la confianza de que la Federación ya habrá definido la estrategia para ellos, pues las pláticas que hemos tenido al respecto van ya avanzadas”, indicó Herrera Corral.
Detalló que por cada automotor se cobrará 800 pesos a cambio de su registro por medio de un engomado permanente y, si bien se considera que la mayoría cubrió el costo de verificación de 300 pesos, en caso contrario tendrá que hacerlo, es decir, el costo total será desde 800 hasta mil 100 pesos por unidad.
Precisó que de los 10 mil a 15 mil “chuecos” que hay en la entidad, 8 mil son de motores a diesel; de 2 mil a 3 mil son “salvage” y de 600 a 800 son coreanos o brasileños.
pagos se deberán hacer en las oficinas de Recaudación de Rentas de Juárez, Chihuahua y Cuauhtémoc, así como en las sedes regionales del resto de ciudades y municipios en los que existe esa representación.
Por su parte, el fiscal general Jorge González Nicolás informó que hasta el momento se han “inmovilizado” alrededor de 110 automóviles “chuecos” sin decomiso.
Dijo que esta labor es exitosa, pues aunque siguen en circulación unidades de este tipo, de 90 mil automotores se redujo hasta 3 mil. No obstante, señaló que la supervisión para ubicarlos sólo se realiza en las ciudades y no en las carreteras.

0 comentarios: