27 de febrero de 2013

EDUCACION Pide Mexicanos Primero que detención de Gordillo no sea otro “quinazo”

Principales puntos del posicionamiento emitido aquí en rueda de prensa por el presidente de Mexicanos Primero, Claudio X. González, agrupación que pugna por la calidad educativa en México, sobre la detención de la dirigente del sindicato nacional de maestros, Elba Esther Gordillo: En Mexicanos Primero siempre hemos abogado por la necesaria transformación del sistema educativo nacional. Ahí han estado puestos nuestros ojos. Nuestra única bandera ha sido la calidad educativa en el país, y lo que esperamos, es que los hechos de las últimas horas abonen a dicha transformación del sistema educativo nacional. Ya en otras ocasiones se ha llegado a detener e inclusive a encarcelar a líderes de cúpulas sindicales, con efecto mediático, público y político, pero sin una real y profunda transformación. Me refiero al famoso quinazo, Joaquín Hernández Galicia, hace 25 años, también una administración que estaba buscando legitimarse, posicionarse, acreditarse, tomar momentum para sus pretensiones de reformas y políticas, sin embargo, 25 años después ni Pemex ni el sindicato petrolero fueron transformados a fondo. No podemos permitir que eso vuelva a sucede otra vez. Repetimos, necesitamos que eso abone a la transformación educativa y que el estado mexicano recupere la rectoría en materia educativa, que se trabaje en la profesionalización docente sin la cual no va a haber calidad educativa, que haya una mayor eficacia, transparencia y honestidad en el uso de los recursos que los mexicanos aportamos para la educación, que acabe de involucrar a la sociedad como un factor exigente y propositivo para lograr la transformación educativa. En Mexicanos Primero siempre, llevamos años, denunciando, no la corrupción de una persona en particular, que yo recuerde nunca hemos señalado a nadie, nuestra preocupación y es algo que esperamos se atienda, es, nuevamente, la corrupción masiva de desvíos del recurso en materia educativa. Terminar con el desvío y el despilfarro de los recursos del sistema educativo. Le hemos puesto números, pero no los conocemos a fondo porque no tenemos un padrón correcto de maestros, no sabemos qué están haciendo ni dónde están, si están cumpliendo con su función o no, cuánto ganan, cuántas plazas tienen, toda esa información nos falta. Uno de cada cinco pesos del presupuesto se va a lo educativo, pero cuánto de eso se aplica en los niños y jóvenes y en los maestros que requieren de nuestro apoyo. Nosotros hemos logrado ponerle nombre y apellido a 22 mil 373 personas que trabajan para el sindicato de maestros y ganan como maestros.
Eso es un pago ilegal. No se debería de hacer.
Todas esas personas que trabajan para el sindicato, deben ganar por la vía del sindicato. Esa función que aquí lleva a 22 mil 373 personas hacerla, en Estados Unidos son dos personas, en Gran Bretaña ocho, en España 20, aquí tenemos 22 mil 373. Estas personas no están dedicadas a lo educativo. Además de los comisionados sindicales, existen decenas, miles de personas que están en comisiones no educativas o administrativas, es decir, no están en el salón de clases pero ganan como maestros. Hay maestros que hacen funciones ajenas a lo educativo. Lo que es indispensable es combatir la corrupción sistémica en el sector educación. Se tiene que hacer a nivel estado y a nivel federal. Hay una responsabilidad enorme para los estados. Está el caso de Oaxaca, donde la Coordinadora Estatal (CNTE) pretende establecer su propio sistema educativo apoyada por el gobierno del estado. No quieren adaptarse a las reglas. El 100% de los recursos que se aplican en Oaxaca vienen de la federación. Entonces, venga el dinero pero no las reglas, no a la transparencia, eso no puede ser así. Los ciudadanos tenemos el derecho de exigir que el dinero se use en la educación. Nosotros llegamos al grado, que hace 15 días presentamos una demanda de amparo contra actos y omisiones de la Cámara de Diputados, contra la Secretaría de Hacienda, la Auditoría Superior de la Federación y contra la Secretaría de la Función Pública, para evitar estos desvíos y pagos irregulares a comisionados, aviadores, sindicatos, que es dinero de la educación. Por un lado tenemos malos resultados educativos y por otro despilfarro administrativo, entonces nuevamente, más allá del tema en particular, que pasemos a la mejora del sistema educativo. Todos los mexicanos, si es que resultan ser ciertas las imputaciones que se hacen, nos debemos de sentir indignados, pero los que más, son los maestros de México.

0 comentarios: