22 de febrero de 2013

AVICULTURA La Gripe aviar un virus de efecto económico

Por: Héctor Hugo García Dávila
Nuevamente se presentó un brote de gripe aviar en el país en granjas de la empresa Bachoco, situación que merece especial atención ya que la presencia del virus en nuestro país a mediados de 2012 tuvo consecuencias importantes en nuestra economía. El pasado 18 de febrero, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) confirmó la presencia del virus de influenza aviar AH7N3 de alta patogenicidad que afecta a las aves de granjas de Bachoco en Guanajuato, igual al que se presentó en Jalisco y Aguascalientes a mediados de 2012. Tras efectuar los estudios de laboratorio pertinentes, la entidad informó que fueron 12 las granjas que presentan aves con el virus de las cuales 10 granjas son de gallinas reproductoras pesadas (ponen huevos para producción de pollo de engorda) y dos de postura comercial (aves que producen huevo para consumo humano). Por su parte, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) detalló que nueve se encuentran en Dolores Hidalgo, una en Juventino Rosas, otra en San Felipe y una más en San Luis de la Paz, las cuales suman una población de un millón de aves, todas ellas propiedad de Bachoco. Después de la confirmación de la existencia de un nuevo brote de virus aviar, el secretario de Agricultura, Enrique Martínez, dijo que se reforzaron las actividades de diagnóstico, se estrecharon los controles de movilización y en las áreas no afectadas se intensificó la vacunación preventiva para evitar el contagio. Una vez que fuimos testigos de la magnitud de la afectación que generó este virus epidemiológico en las granjas de Jalisco, principalmente, es lógico pensar que este brote pudiera tener una magnitud similar a la anterior, sin embargo, las autoridades aseguraron que el nuevo brote de gripe aviar se encuentra controlado y aislado. El titular de la Sagarpa, Enrique Martínez y Martínez descartó que el virus de influenza aviar H7N3 se haya extendido a otros estados de la República Mexicana y aseguró que la enfermedad está contenida en las 12 granjas de la empresa Bachoco, ubicadas en los municipios de de Dolores Hidalgo, San Felipe, Juventino Rosas y San Luis de La Paz, en Guanajuato. "No ha salido de ahí, dentro de los problemas que esto significa, no ha salido de la empresa, entonces es una buena señal de que no se ha contaminado en otras zonas", destacó. "Ayer estuvimos todo el día con los médicos, con los especialistas, haciendo las zonas de amortiguamiento, viendo las causas, entendiendo las causas, haciendo todo el procedimiento de protocolo de sanidad que se requiere en estos momentos; haciendo el cerco también de seguridad", comentó. La preocupación de aislar y atacar directamente este nuevo brote se debe al antecedente de la pasada epidemia en donde el kilogramo de huevo se ubicó en algunas zonas por encima de los 40 pesos, lo cual tuvo repercusiones importantes en la economía a nivel nacional. Este incremento se presentó gracias a dos factores primarios: la carencia del producto debido a la falta de producción que derivó en la importación de huevo; y a la especulación que se dio alrededor del mismo por parte de productores y acaparadores de huevo. Como medida de prevención y con la finalidad de impedir que tales efectos especulativos pudieran afectar de manera negativa el precio del huevo, Enrique Martínez advirtió que la Secretaría de Economía y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) aplican sanciones a los comerciantes que están medrando con la alerta sanitaria. "No debe especularse con una situación de sanidad. Ustedes están muy cerca del problema y saben que en este caso el problema se presentó en reproductoras, lo que no tiene por qué afectar la dotación del producto en el mercado. Entonces, quien está especulando lo está haciendo aprovechando o medrando de una situación de sanidad", lamentó. Y como refuerzo para las autoridades ante el incremento en el precio del huevo, la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) aseguró que no existe desabasto de huevo ni productos derivados del pollo en la Ciudad de México. Aclaró que los aumentos en el precio del básico que se han observado en lo que va de esta semana y que oscilan entre 1 y 3 pesos, corresponden directamente a la oferta del distribuidor. Los precios que exhiben las tienditas de la esquina, misceláneas, abarrotes y cremerías del Distrito Federal, "responden directamente a los encontrados en la Central de Abastos, grandes abarroteros, distribuidores particulares, así como en clubes de precios y que permiten una mínima ganancia al comerciante minorista", afirmó la Canacope. Comentó que los pequeños comercios representan el último eslabón en la cadena de distribución y abasto. Por desgracia, dijo, "esa situación genera en la población y la opinión pública la percepción de que los tenderos especulan con los precios y buscan obtener una ganancia ante una posible situación de escases. Percepción totalmente equivocada". Para la Canacope, esta estigmatización al sector minorista como el responsable de los aumentos de precios, daña gravemente el prestigio de miles de comerciantes, "quienes son injustamente responsabilizados de una situación de la que son totalmente ajenos y a la que no pueden influir de ninguna forma". A raíz del nuevo brote de gripe aviar se dejaron ver comentarios sobre la "casualidad" que implica el hecho de que un nuevo brote de la enfermedad aviar se de en vísperas de la semana santa (periodo de mayor consumo de productos avícolas por la imposibilidad religiosa que implica para la mayoria de mexicanos comer carnes rojas), sin embargo, lejos de recibir un beneficio, la empresa Bachoco generará a mediano plazo una afectación a su posicionamiento de marca y, en consecuencia, a sus finanzas derivado de dicho brote. Cuestión de imagen Según datos de la compañía HR Ratings a 2011, Bachoco es el principal productor de pollo (35% del mercado nacional) y el segundo mayor productor de huevo comercial (5.4%), situación que podría cambiar en los próximos meses si su imagen se sigue deteriorando. Tomando en cuenta que la mayoría de las gallinas afectadas son reproductoras, y que su valor es de 200 pesos por animal, si todas las sacrificadas fueran de esta primera categoría, la firma estaría perdiendo alrededor de 204 millones de pesos. Por tales motivos, analistas coinciden en que las afectaciones para Bachoco serán importantes y se reflejarán para el primer trimestre del 2013, situación que se desarrollará contrario a lo presentado en 2012 ya que sus ganancias se duplicaron durante los tres meses que se encareció y escaseo el huevo (julio-septiembre), ahora con el reciente brote, la perspectiva sería negativa. Efecto inflacionario Más allá de la afectación que representará para Bachoco, esta nueva epidemia podría afectar los precios del huevo y con ello contribuir a un incremento importante en la inflación ya que este producto forma parte de la canasta básica. En este enfoque, las primeras reacciones con respecto al huevo fueron de incrementos en sus precios de casi 16% tan sólo en la primera semana, según datos del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía. Estos incrementos los presentaron 16 entidades del país: del 13 al 20 de febrero, la Central de Distribución de Colima mostró el mayor aumento, al pasar de 20.5 a 23.75 pesos por kilo; es decir, un avance de 15.85 por ciento. Le siguieron las unidades de Chiapas, con 14.69%; Baja California, con 9.07%; Nuevo León, con 7.76%; Durango, con 5.26, y Tabasco, con 5 por ciento. Afortunadamente las autoridades responsables de la vigilancia en el control de precios han realizado las acciones pertinentes para frenar la especulación y el aumento injustificado en el huevo. Lo anterior es importante porque más allá de que los organismos nacionales cuenten con medidas macroeconómicas para controlar o manipular la inflación, estos incrementos impactan directamente a los bolsillos de las familias mexicanas que incluyen en su dieta diaria este producto. A pesar de que las repercusiones inflacionarias que podría tener la situación de gripe aviar en la economía fuesen importantes, aún es pronto para asegurar que dichos efectos sean negativos y más aún para que éstos se reflejen en cifras. Por tal motivo, especialistas financieros descartaron incrementos inflacionarios importantes para el mes de febrero. De acuerdo con la más reciente encuesta de expectativas de Banamex, los analistas del sector financiero esperan un incremento anual de 3.4 por ciento para el índice general, por arriba del 3.3 por ciento registrado en la segunda quincena de enero, y de 2.88 por ciento anual para la inflación subyacente, menor al 2.98 por ciento registrada en la quincena previa. Para todo el mes de febrero, el consenso de los analistas para la inflación general prevé un aumento de 0.43 por ciento mensual y 3.49 por ciento anual, por arriba del 3.25 por ciento registrado en enero previo. Todo parece indicar que la problemática en torno a este nuevo brote de gripe aviar se encuentra bajo control sin repercusiones importantes. Las autoridades han tomado cartas en el asunto y todo apunta a que (fuera de las complicaciones obvias para la empresa que presentó el brote y sus granjas afectadas), la situación permanezca sin mayores complicaciones a nivel nacional. Sin embargo, es un hecho que el virus sigue presente en nuestro país y que se deben tomar más y mejores medidas que frenen los daños al sector avícola y a las familias mexicanas.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

excelente artículo, sencillo, concreto, al grano, Felicidades