Y tú ¿dónde estas?

sábado, 10 de marzo de 2012

Surge un nuevo paraíso ecológico en San José de Guaymas

ECOLOGIA.- El llamado parque de los sahuaros gigantes de San José de Guaymas, únicos de su género en México y sólo comparable a los existentes en el Sahara, en breve será declarado reserva natural y un atractivo para el turismo rural y cinegético, por la serie de fauna que habita en ese lugar. Se dieron los primeros pasos para la declaración de Area Natural Protegida, luego de la visita que hicieran autoridades de SEMARNAT, CEDES, CONAFOR, COFETUR, Ayuntamiento de Guaymas y Empalme, del propio Ejido San José y otros.

La participación de los tres niveles de gobierno es el distintivo principal del esfuerzo para resguardar legado ancestral, que se resiste a ser víctima de los depredadores de la naturaleza, a pesar de que ya se perdió más del 50 por ciento de la superficie de 50 hectáreas del lugar, reducido a poco menos de 22 hectáreas. El parque de los sahuaros (no cardones, como describió uno de los visitantes y autoridad en la materia), ha sido escenario de diversos eventos, desde hace aproximadamente 300 años.

Mucho antes de que en los albores del Siglo XVII el jesuita Juan María Salvatierra constituyera la Misión de San José de la Laguna, por instrucciones del visitador Don José de Gálvez, hoy San José de Guaymas; de las batallas de los yaquis, pimas, seris y otros. En los últimos años el hermoso y emblemático paisaje ha pasado por las cámaras para la filmación de películas y telenovelas.

En 1975, Ocean Geographic describió el sitio como un lugar al que sólo le faltaban los camellos y sus beduinos, de una belleza incomparable, pero desafortunadamente estaba sucio, maltratado y su existencia dependía del interés de organismos internacionales.

Durante los últimos años manos depredadoras han derribado una gran parte de los cactus con fines comerciales. Para satisfacer necesidades primarias, pues es un gran complemento para la industria ladrillera; otros, para sacar de sus entrañas la diversidad de aves como carpinteros, loros, paloma pecho amarillo y blanco (pitahayeras), colibríes y hasta murciélagos.

Los empalmenses lo reconocen como su basurero natural; cientos de toneladas han sido depositadas dentro y fuera del recinto que hoy se pretende proteger. Al sur el Estero El Rancho y al norte la Sierra de Santa Ursula, enmarcan un gran espectáculo. Un trabajo del reportero, con el respaldo del profesor Juan Ramírez Cisneros, permitió de entrada identificar el nombre de la variedad de los sahuaros; sahuesos, de la familia de los sahuímaros, su existencia hasta hoy, entre los 450 y 500 años, dependiendo del grosor de su tronco, unos pueden tener 200 años, mínimo.

Las especies que aquí habitan se encuentran en peligro de extinción de acuerdo a la Norma Oficial Mexicana publicada en el Diario Oficial de la Federación 2002. El tipo de cactus sólo se encuentra en Guaymas y pueden elevarse hasta 20 metros. También se encuentra enlistada en el apéndice II del Convenio OTES- Convención Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Floras Silvestres). La amenaza de desaparición está latente por la mano del hombre y el descuido, además si no se controla su extracción y comercio, de acuerdo a los informes de Educación Ambiental, A.C.

En el ámbito biológico, El Sahuaral provee hábitat para una variedad de flora y fauna de gran importancia para los ecosistemas semidesérticos, sin embargo, el área está gravemente amenazada por impactos humanos, incluyendo destrucción directa, presencia de basura, caminos y ganado, establecidos, fijados en el Programa de Manejo, Reserva y Conservación Ejidal El Sahuaral (CIAD 2007).

De acuerdo a biólogos e investigadores del CIAD presentes en la expedición evaluatoria llevada a cabo reciente en el lugar, el bosque de sahuaros provee hábitat para algunos mamíferos migratorio como los murciélagos que utilizan las flores y frutos de estas plantas durante la primavera y principios el verano.

Estudios han determinado que el murciélago llega a Guaymas a finales de febrero, las hembras llegan preñadas para dar a luz los meses de marzo y abril y se marchan en mayo. Durante su estancia, habitan en las cuevas de la Sierra de Santa Ursula, al Norte del Sahuaral y aquí se alimentan. Su importancia, es que polen las flores en un radio de 30 kilómetros.

Así que por su condición de área ecológica y biológica, su diversidad de flora y fauna, las hectáreas que conforman el parque de los sahuaros gigantes de San José de Guaymas será declarado reserva ecológica natural y un motor que impulse la economía regional por su importancia mundial como un atractivo turístico más de la zona.

Coincidieron en señalar lo anterior autoridades federales, estatales y municipales relacionadas con la preservación del entorno ecológico y el medio ambiente, quienes se reunieron al pie del milenario cardonal de la especie de los sahuesos. Lo anterior, para cimentar los pasos que permitirán en un futuro inmediato la declaratoria de zona natural reservada y su explotación como apartado turístico que permitirá generar empleos a los habitantes de San José de Guaymas en diversos géneros, precisó el alcalde César Lizárraga Hernández, quien encabezó la reunión de trabajo con los citados niveles de gobierno, así como representantes de las fuerzas vivas del ejido.

Una gran diversidad de aves, mamíferos y reptiles de por lo menos diez especies habitan en esta zona con un entorno único custodiado por el mar, la sierra y medio semidesértico que brinda un ambiente sumamente interesante. La propuesta de desarrollo incluye la creación integral que busca convertir el Sahuaral en Area Natural Protegida, así como promover el turismo rural y sustentable, para lo cual se deberá rehabilitar y cercar el polígono, crear senderos interpretativos y ya se avanza al respecto, luego de la apertura de un camino de acceso que llega en forma directa al impresionante lugar.

Residentes de San José de Guaymas están prestos para aprovechar este potencial que brinda el parque ecológico, para lo cual serán preparados como guías de turismo rural, además de facilitar recursos el gobierno estatal para la instalación de negocios. La doctora Santa Nápoles Trujillo, directora de Ecología Municipal, manifestó que tampoco se descarta la participación de organismos internacionales, tanto con asesoría técnica como con recursos para el mantenimiento del parque, aunque esto ya se verá en una segunda etapa. Lo importante es que ya se despertó la conciencia ecológica y hay interés por recuperar un lugar que fue dejado de la mano por muchos, pero muchos años, expuso la funcionaria.

Se espera que para el próximo mes de marzo se proceda a la instalación del cerco perimetral y mantener vigilancia para evitar más daños por parte de gente irresponsable.

Declaración anual 2016

Un desierto para la danza

Sonora

Sonora

Archivo de noticias

Actas en Línea

Clima

Con la tecnología de Blogger.

Rescate Carretero

Rescate Carretero
Copyright © Sonoran Business Sensor | Powered by Blogger
Design by Saeed Salam | Blogger Theme by NewBloggerThemes.com | Distributed By Gooyaabi Templates