25 de diciembre de 2011

Avizoran “boom automotriz” con megacluster de Nissan en Aguascalientes

INDUSTRIA AUTOMOTRIZ.- La empresa japonesa proyecta llegar a Aguascalientes para mejorar su presencia en México y competir de tu a tu con los tres grandes armadores de Estados Unidos. De confirmarse la inversión por dos mil millones de dólares (mdd) de Nissan para la construcción de una nueva planta en Aguascalientes con una capacidad de 600 mil unidades, la compañía duplicaría su producción en el país, alcanzando 1.3 millones de vehículos en 2013.

Este salto, basado en una revelación hecha hace unos días por la agencia japonesa Nikkei, permitiría a la firma nipona superar por mucho a las llamadas tres grandes de Estados Unidos (General Motors, Ford y Chrysler), que debido a las recientes negociaciones con el Sindicato en ese país tienen las manos atadas para expandir su producción en México. También dejaría atrás a la germana Volkswagen, hoy tercer lugar en manufactura de vehículos.

Pero aún más relevante es el impacto que tendrá para México esta nueva inversión, ya en 2013 nuestro país se colocaría en el octavo fabricante de automotores en el mundo, superando a España.

Así, una vez que entren en operación las nuevas plantas de Honda y Mazda con una capacidad conjunta de 340,000 unidades hacia 2014, México podría pelear a India el séptimo sitio y acercarse a Brasil. Sin embargo, difícilmente podrá rebasar al gigante sudamericano debido a nuevas inversiones que aumentarán de manera importante la manufactura de vehículos carioca a diferencia de México que cuenta con uno de los mercados internos más fuertes en el mundo con 3.5 millones de unidades vendidas en 2010.

En dicho año, se vendieron en México 846,881 unidades, y en 2011 se prevé sumen 900 mil unidades, cifra muy por debajo de la alcanzada en 2006 de 1.13 millones de vehículos y del potencial del mercado, que se acuerdo con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz es de 2.5 millones.

Aún así, la producción de vehículos en México vive un “boom” apoyado por las aún firmes ventas en el extranjero, principalmente hacia Estados Unidos, Canadá, Europa y Latinoamérica, que en el periodo de enero a noviembre de este año registran crecimientos de 6.6%, 13.5%, 23.9% y 58.9%, respectivamente, representando en su conjunto el 96.4% de las exportaciones totales.

Bank Of America Merrill Lynch (BofAML) considera que el sector automotriz en México da señales de equilibrarse a un paso saludable. En su opinión, el desempeño de la manufactura y la industria automotriz se moderará en el transcurso de 2011, pero sólo para asumir un ritmo de producción y exportación automotriz más sustentable.

La posición geográfica de México, afirma la correduría en un análisis, sigue siendo un factor importante para el desarrollo de su industria automotriz. El acceso de la nación a los océanos Pacífico y Atlántico constituye una ventaja clave para las empresas del sector que buscan acceso tanto al mercado europeo como al asiático.

Además, añade, la situación geográfica de México en relación con Estados Unidos y América Latina, permiten el acceso a los más grandes compradores del sector automotriz. Así, México está entre los primeros 10 fabricantes de automóviles, camionetas y autopartes, y ocho de las 10 empresas automotrices más importantes tienen por lo menos una planta de ensamblaje en el país.

Para Cesar Roy, analista independiente del sector, México está en una encrucijada interesante aunque riesgosa como todas las economías del mundo. “Por una parte, las empresas japonesas están viendo a México como el país de mano de obra accesible en costos (ya no tan barata como antes pero aún así competitiva). Con un yen caro para la exportación, las firmas niponas invierten en México para lanzar desde aquí sus productos al mercado estadounidense a costos más bajos. Nissan va por una nueva fábrica, lo mismo que Honda y Mazda; y MItsubishi podría romper con Chrysler para ir por su propia vía en México con su primera planta; y falta ver pronto algo de Toyota, lo que permitirá ver un crecimiento sin igual de la inversión extranjera directa (IED) en los próximos años”

Por el otro lado, comenta, se encuentra la relación entre la United Auto Workers (UAW) y las tres grandes de Estados Unidos (GM, Ford y Chrysler), cuyo último acuerdo obliga a dichas empresas a crear empleos en ese país, antes de invertir en otro lado, lo que podría tener un impacto en la producción de vehículos en México.

Y finalmente, añade, la posibilidad de una nueva recesión mundial debido a la crisis de Europa y EU, dos de los principales mercados de las exportaciones de autos de México.

Volatilidad, factor de riesgo

Al respecto, Eduardo Solís, presidente de la AMIA, señala que pese a que la producción de vehículos en México continúa con la tendencia creciente gracias a los altos niveles de exportación registrados desde el año pasado, la incertidumbre por los riesgos financieros y el debilitamiento de los mercados internacionales, aunados a la falta de confianza en las medidas aplicadas para enfrentar la crisis en Europa y EU, obliga a continuar monitoreando la evolución de las exportaciones.

La Industria Nacional de Autopartes (INA) estima que la producción de vehículos en el país registrará una baja de 3%
el próximo año.

El organismo empresarial prevé que la manufactura de automóviles alcanzará las 2,560,000 unidades el próximo año, 80,000 autos menos que lo estimado para 2011 (2,640,000 unidades), debido a que la venta de vehículos en EU –el principal mercado de las exportaciones mexicanas- se desacelerará.

“La gente que no renovó su auto en 2008, 2009 o 2010, lo hizo este año, pero en 2012 el número de rezagados será menor, por lo que se espera que la venta de vehículos en ese país sea menor a la de este año, lo que tendrá un impacto en la producción de vehículos de México”, señala la INA.

Insaciable planta en región hidrocálida

Según la agencia Nikkei, la nueva planta de Nissan en Aguascalientes, que representa la inversión más importante de la firma nipona en el país, se localizará a seis kilómetros de la actual factoría. Los nuevos vehículos que se producirán en la nueva planta son el Note y un vehículo con plataforma de Mercedes-Benz.

Nisan habría escogido Aguascalientes como sede de su nuevo complejo automotriz por su ubicación geográfica estratégica, su alta especialización de mano de obra en el sector, sus bajos costos de producción y operación, que de acuerdo con especialistas convertirán al Estado en un Mega Clúster Automotriz en los próximos cinco años.

Cabe recordar que el 15 de noviembre pasado, Nissan ultimaba planes para invertir 1,000 mdd en una nueva planta para construir autos de manera conjunta con Daimler hacia 2014.

En septiembre de este año, Nissan anunció que invertiría 328 mdd más en sus plantas de Aguascalientes y Cuernavaca (CIVAC), para la fabricación de nuevos modelos, entre los que se encuentran la producción de un vehículo multipropósito basado en la plataforma V, que se ensamblará en la planta de Aguascalientes, así como la manufactura del Taxi del Mañana para la Ciudad de Nueva York, el cual será armado en la planta de CIVAC y que serán lanzados en 2013.

Nissan tenía un portafolio de inversiones en México para el periodo 2009-2013 por un monto de 1,050 mdd. Sin embargo, decidió reactualizar estas cifras y aprovechar sus 50 años en el país para anunciar esta nueva inversión, con lo que el monto total asciende a 1,378 mdd. Las inversiones que Nissan está realizando se han empleado para mejorar sus procesos productivos e incrementar la velocidad en la salida de vehículos de su planta de Aguascalientes.

Antes, la compañía producía un vehículo cada minuto, ahora es cada 55 segundos, lo que representa un récord en todas las plantas que Nissan tiene en el mundo.

Se apuntan

Para BMW, México es un país estratégico, por lo que analiza la posibilidad de producir en territorio nacional. La firma automotriz alemana ya dio el primer paso, al establecer una oficina regional de compras de autopartes, que en 2012 adquirirá 2,000 millones de euros (mde).

Gerd Dressler, director de BMW Group Mexico, explica que la primera tarea es trabajar en la proveeduría, “seguramente el grupo a nivel mundial tiene inversiones planeadas, y está viendo las opciones”.

El ejecutivo considera a México como un país estratégico en proveeduría y en ventas, y “eso queremos consolidarlo en los próximos años”.

Dressler señala que actualmente trabajan con 30 proveedores de autopartes en México y que el próximo año estiman un volumen de compras de 2,000 mde para exportarlas a las plantas de BMW en Carolina del Sur, en EU, así como a las de Alemania.

“Es una cifra importante, vemos cada vez más proveedores mexicanos en nuestros productos, un ejemplo es el modelo X3, que trajimos este año, el 25% del vehículo tiene contenido mexicano, al igual que el Serie 1, y así vamos a seguir”, comenta.

Gaston Streiger, Chief Financial Officer de BMW Group México, confirmó el interés de la compañía en el país y la posibilidad de que en un futuro produzca en territorio nacional. "Hay interés y se está analizando".

Lo mismo sucede en el caso de la firma automotriz francesa Renault, que tampoco descarta producir nuevamente vehículos en México, ya sea con la japonesa Nissan, con quien mantiene una alianza a nivel mundial, o de manera propia, invirtiendo en una planta.

Bruno Pasquet, director general de Renault México no niega estén estudiando, analizando todas las posibilidades, aunque dice que pero por “ahora no puedo decir más”.

El ejecutivo señala que el mercado mexicano tiene un gran potencial y que la compañía busca duplicar sus ventas en los próximos cuatro años, alcanzando una participación de mercado del 5%.

La compañía gala pelea actualmente el octavo lugar de ventas en México con la japonesa Mazda, que recientemente anunció la construcción de una planta de producción de vehículos en el país con una inversión de 500 millones de dólares (mdd), en alianza con Sumitomo Corporation.

Renault fabricaba en alianza con Nissan los modelos Renault Clio y Nissan Platina, en la planta de Aguascalientes de la compañía japonesa. Luego de nueve años (2002-2010), ambos vehículos fueron descontinuados. Actualmente, todos los modelos que comercializa en el país son importados.

De confirmarse el interés de estas dos empresas y de otras más como la japonesa Mitsubishi y la sudcoreana Hyundai, en caso de decidan dejar la alianza que tienen con la italo-estadounidense Chrysler, y comercializar sus productos de manera directa en el país, México se convertiría en un mega clúster automotriz mundial.

0 comentarios: